Siguenos por e-mail

martes, 1 de noviembre de 2011

Ayuda psicológica profesional en la infertilidad. ¿Cuando es necesaria? como saber detectarlo.



Ayuda Profesional
Las terapias de apoyo psicológico complementan y apoyan el tratamiento médico reflejando nuestra concepción de la infertilidad como un problema que afecta a la persona integralmente tanto en aspectos relacionados con su salud física como en aspectos psicológicos y en sus relaciones sociales. La ayuda psicológica puede ser de utilidad para examinar los sentimientos, determinar prioridades y mejorar las habilidades de afrontamiento.
Hay parámetros que alertan claramente de una depresión o de un cuadro de ansiedad. La falta de motivación, la disminución de las actividades sociales, el estar demasiado sensible, vulnerable, el sentirse culpable o incluso tener pensamientos de suicidio.
Además de los signos emocionales de la depresión y la ansiedad, existen otros signos. Por ejemplo, dificultad para conciliar el sueño o bien para mantenerlo. La pérdida de apetito, pérdida del deseo sexual y la fatiga.
El objetivo de la ayuda profesional es:
  • Reforzar la información y educación de la pareja.
  • Dar apoyo emocional especializado en las distintas etapas del diagnóstico y tratamiento desarrollando algunas formas prácticas de auto ayuda para el alivio del estrés y la ansiedad.
  • Asesorar a las parejas para que tengan una participación activa en las decisiones que enfrentan en las distintas etapas del proceso.
Es una actividad breve, (una o más sesiones de acuerdo a las necesidades).El foco del trabajo psicológico es el enfrentamiento de los aspectos psicológicos asociados al problema de infertilidad.
El propósito es expresar en un lugar seguro las emociones, dificultades, temores, que se están enfrentando y buscar formas concretas de aliviar la ansiedad, de enfrentar situaciones que producen dolor o tensión, resolver problemas que se presentan en la relación de pareja, en la interaccion con los demás, etc.

La intervención del psicólogo se hace necesaria cuando:
  • Las reacciones emocionales del paciente o de su pareja le impiden buscar tratamiento, cooperar o interfieren en el mismo.
  • Las reacciones emocionales del paciente o de su pareja perturban su actividad normal (leer, mantener relaciones sociales o sexuales, trabajar, etc...) y le conducen a prescindir de muchas de sus fuentes habituales de gratificación.
  • Las reacciones emocionales de un miembro de la pareja se manifiestan en forma de síntomas psiquiátricos convencionales.
Es de considerar tratamiento psicológico ante las siguientes situaciones:
"Me siento sola (o) y aislada (o)".
"Con muy pocas personas puedo hablar sobre nuestra infertilidad. En general la gente no me entiende".
"Mi esposo (a) es la única persona con quien puedo hablar de esto".
"La angustia por la infertilidad está afectando mi trabajo".
"Las reuniones familiares están siendo cada vez más difíciles para mí".
"Siento que mi vida está fuera de control".
"No puedo evitar sentirme inferior a otras personas que sí han logrado ser papá o mamá".
"Me siento muy decaída (o), sin motivación, cansada (o), intranquila(o)".
"Cuando me preguntan si tengo hijos o cuando voy a tenerlos siento un dolor intenso y no sé qué responder".

Diferentes niveles de intervención del psicólogo
La atención integral de la pareja infértil requiere inexcusablemente una clínica sustentada desde un conocimiento interdisciplinario que englobe todos los factores concurrentes: somático, social, biológico, antropológico, psicológico, etc. Partiendo de la perspectiva interdisciplinaria, y desde el punto de vista emocional, conviene que los profesionales puedan dar respuesta a 3 niveles:

-Asistencia directa a la pareja infértil: intervención en la situación de crisis vital que la pérdida de la procreación biológica implica para toda pareja que consulta.
-Intervención en el equipo interdisciplinario: Aportar el diagnóstico que facilite la realización de alternativas terapéuticas globales y adecuadas a la situación clínica.
Facilitar la detección de ansiedades grupales en el equipo y su correcta tramitación para que las indicaciones terapéuticas sean adecuadas, oportunas y pertinentes, y por tanto eficaces.
-Docencia e investigación: Formación específica de los diversos profesionales implicados en el campo de la infertilidad. Intercambio permanente y continuado de conocimientos entre las diferentes disciplinas, para poder ofrecer a los pacientes que padecen infertilidad, una atención holística a su problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario